A la cárcel alias Pichi el microtraficante de grandes estructuras criminales en Bucaramanga

Por solicitud de la Fiscalía un juez con función de control de garantías, dictó medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Oscar Camargo Rios, alias Pichi, por su responsabilidad por el delito de fuga de presos. La Fiscalía tiene en su contra otros procesos por diferentes delitos que se encuentran radicados en Bogotá.
Llegada a Bucaramanga
A las 06:30 de la mañana de este viernes arribó el avión de la policía que transportaba a Oscar Camargo Ríos, Alias Pichi, quien es sindicado de ser el responsable del tráfico de estupefacientes en la ciudad de Bucaramanga, entre otros delitos.

Cuando entraba a las instalaciones de la Sijin, fue abordado por periodistas, quienes le preguntaron si declaraba culpable o inocente, respondiendo que es “inocente” y que su detención es “injusta”.

Oscar Camargo Ríos de 32 años de edad, heredó un negocio familiar dedicado al tráfico de estupefacientes. Con el tiempo fue fortaleciendo su negocio expandiendo sus rutas de microtráfico y a través del sicariato, ganó terreno y poder hasta convertirse en el principal responsable de la venta de drogas en la ciudad bonita.

Alias “Pichi” fue capturado este jueves en la capital antioqueña. Un grupo de inteligencia de la Policía Metropolitana de Bucaramanga y del Valle de Aburrá, coordinaron un operativo exitoso que permitió dar con el paradero de este peligroso cabecilla quien llevaba varios días en esta ciudad.

Estructura criminal de alias “Pichi”

Camargo Ríos tenía azotado a Bucaramanga y su área metropolitana con actos sicariales que le permitieron crecer en el negocio del tráfico de estupefacientes. Desde el año 2008 heredó este negocio y desde 2012 comenzó a controlar los puntos de expendio, vendedores y sicarios que se encargaron de eliminar a otros expendedores como alias “Libardo”, “Mocho”, “Papi”, “Erika” y “Fredy”; así como el atentado contra alias “Canchas” y “William”.

Uno de los últimos hechos delictivos realizado por alias “Pichi”, fue el 12 de agosto del presente año, cuando en la calle 45 con carrera 15 sicarios atentaron contra un taxista y un pasajero identificado como alias “Karateca”, quien pertenecía a esta misma banda en el año 2008. Alias “Karateca” pagaba una pena por el homicidio en el año 2006 de Jorge Eliécer Cárdenas alias “Bocadillo”, persona cercana y de confianza de alias “Pichi”, durante unas fiestas de fin de año en el barrio San Rafael.

Golpes a su estructura criminal

El hoy capturado en el mes de septiembre, ofreció 200 millones a quien atentara contra la humanidad del General Manuel Antonio Vásquez Prada, quien ha sido el responsable de varios operativos que han afectado el negocio ilícito de este delincuente. Según las autoridades, alias “Pichi” estaría en Medellín contratando sicarios para atentar contra el general y otros objetivos. La Policía Metropolitana de Bucaramanga semanas atrás capturó a una red de sicarios bajo el mando de este sujeto, dentro de los capturados cayó el autor material del atentado contra el taxista y alias “Karateca”.

Este año la estructura delincuencial se ha perjudicado en  más de 3.000 millones de pesos, producto de incautación que han venido realizando las autoridades en diferente operativos en las entradas de la ciudad. La Policía ha detectado drogas en buses intermunicipales, pasajeros, suelas de zapatos, maletas y vehículos, todas pertenecientes a esta organización.

Captura en 2015

Ese año fue capturado por tráfico de estupefacientes, fue enviado a la prisión de Palogordo en Girón, pero a los dos meses de permanencia que asistió a su cita médica en el sector de Cañaveral, se fugó por una ventana del segundo piso mientras era custodiado por guardias del Inpec.

Alias “Pichi” arribará la ciudad bonita en horas de la mañana de este viernes, en un avión de la Policía proveniente de la ciudad de Medellín. Será entregado a las autoridades competentes encargados de judicializarlo y de imputarle cargos por su amplio prontuario delictivo.