Asesino a su hermano y se comió sus partes

Karina Roque, brasilera de 18 años, mató a su hermanito Maycon de cinco años, mientras su mamá se econtraba fuera de la casa realizando algunas compras.

Al regresar, la joven no quiso abrir la puerta, por lo que el cuñado de la mujer decidió tumbarla. Al entrar, se encontraron con algo horroroso: la joven había matado al pequeño y se comió sus partes.

La madre se desmayó y la joven mordió al perro que vivía con ellos en su intento por escapar. Según las investigaciones, ella llevó al niño al dormitorio para jugar y lo asfixió con una almohada. Luego  le cortó las muñecas con un cuchillo, quemó sus pies, lesionó sus ojos y casi decapitó la cabeza del menor.

Ella misma confesó que mutiló los genitales del niño y se los comió.

Las autoridades locales investigan para tratar de esclarecer si el crimen tiene que ver con algún ritual satánico, pues en el lugar fueron hallados un celular quemado y marihuana, o si la incitaron para cometer el asesinato. También se le practicarán pruebas toxicológicas.

La familia está desconcertada: Karina jamás mostró agresividad. Era reservada, tranquila y no daba problemas. Ya había cuidado a su hermano antes. Ahora ella está recluida en la prisión para mujeres de Votoratim, en Sao Paulo, donde está vigilada para evitar que atente contra su vida.
Foto: Tomada de la web.