Cinco días depués apreció muerto.Huyó porque le quitaron el celular

Corey Brown, originario de Iowa, fue hallado muerto por la policía cinco días después de que escapara de su casa durante una tormenta de nieve. El menor de 13 años huyó porque sus padres lo castigaron y le quitaron el teléfono celular.

El cuerpo del chico fue descubierto alrededor de las 10:45 de la mañana del domingo en un área aislada al oeste de Marshalltown, mencionó la policía local. No revelaron más información sobre la ubicación exacta ya que la investigación sigue en curso.

«En este momento, no hay evidencia o información que indique alguna actividad criminal relacionada con esta persona desaparecida. Sin embargo, esto sigue siendo una investigación activa y todos los escenarios posibles serán investigados a fondo», dijo el Departamento de Policía de Marshalltown en un comunicado.

Varios centímetros de nieve cayeron y las temperaturas descendieron por debajo de cero grados la semana pasada mientras Corey estuvo desaparecido. Al menos 14 agencias e innumerables departamentos de bomberos participaron en la búsqueda.

Brown fue visto por última vez con una gorra de los Seattle Seahawks, una camisa roja y pantalones negros alrededor de las 23:15 horas, en un área cerca de Marshalltown donde vivía.

El jefe de policía Mike Tupper dijo que estaba cada vez más preocupado por la cantidad de tiempo que Corey estuvo ausente y por las condiciones climáticas adversas.

Pidió a los dueños de propiedades que revisaran sus garajes, cobertizos y vehículos en caso de que el adolescente buscara refugio de la tormenta de nieve de esta semana.

Las imágenes del sistema de seguridad de la familia mostraron a Corey alejándose de su casa el martes por la noche después de que lo regañaran.

Sus padres, Michelle y Craig Brown, junto con los investigadores, realizaron una conferencia de prensa a nivel local para crear conciencia sobre su hijo desaparecido a principios de la semana.

Su madre le dijo a KCCI: «Corey, sabes cuánto te amamos. Y no voy a parar hasta que te encontremos. Si estás afuera, por favor ven a casa».

«Te amamos más de lo que nunca sabrás. Por favor, solo ven a casa».

Tupper dijo que los fugitivos se investigan a menudo en su ciudad, pero que generalmente regresan a casa antes de que pase mucho tiempo.

En relación con la retención del teléfono celular, dijo: «Es una interacción típica con un niño de 13 años, nada extraordinario. Pero él reaccionó emocionalmente a eso».

Los esfuerzos de búsqueda de Corey se vieron obstaculizados a última hora del jueves por temperaturas de congelamiento y vientos violentos.

«El distrito escolar se comunicó con todos nuestros padres a través de un correo electrónico, diciendo que, si lo veían, se pusieran en contacto con el departamento de policía», dijo el vocero del distrito escolar Andrew Potter a la estación.

«Estamos tratando de hacer nuestra parte para ayudar de cualquier manera que podamos. Tiene una gran sonrisa, y queremos ver eso otra vez».