Comienza La “Puja” Por el Congreso

 

 

El perfil ideal que deben tener los buenos candidatos al Congreso fundamenta, en estar plenamente comprometidos con el mejoramiento de la seguridad ciudadana, la salud, la educación y el desarrollo, factores prioritarios, así como combatir la pobreza, y la corrupción, mejorando los servicios públicos, el desempleo, el medio ambiente y la participación ciudadana, y lo más importante, no tener ningún tipo de procesos.

Digo esto porque estamos en tiempo pre- electoral y los partidos políticos y movimientos independientes están buscando los candidatos que les representarán en esos comicios municipales, en los que el pueblo imperiosamente tiene que elegir al mejor candidato, no hemos enterado que reluce nombres de exalcalde de municipios cercanos a la capital , representantes que buscan senado y uno que otro enano que ayudara esta vez  a empujar la lista porque se ve ya ahogado y bien chamuscado  , así como algún matarife del Cauca que por mas gata que tenga en el horno del crematorio se ve esta vez , como quien dice lo mas seguro que caras nuevas Caucanas en el congreso se pueda ver.

Por eso proponemos un Voto de Conciencia, fundamental para el progreso de los pueblos, esperando que nuestra comunidad conformé el listado de criterios morales, éticos, profesionales y políticos que deberán poseer los próximos Senadores, Representantes a la Cámara y así elegir entre los múltiples aspirantes, aquellos que más se aproximen al perfil de un buen Ciudadano, para evitar elegir a pícaros y sinvergüenzas.

Bien sabemos que hay muchos que ya empiezan a promocionarse como candidatos a la Cámara de Representantes y al Senado, pero hay que revisar sus hojas de vida y antecedentes penales, ciudadanos, policiales y morales, primordialmente.

Recordemos que nuestros Congresistas   deben estar al servicio de los ciudadanos sin que importe el partido, grupo político, estrato social, nivel académico o clase de necesidad, ya que el compromiso de ellos es con la búsqueda de las soluciones a los problemas que padecen los municipios, prevaleciendo, eso sí, los intereses generales sobre los particulares.

Luego para pensar en buenos Congresistas, debemos empezar por conocer detenidamente las hojas de vida de todos los candidatos, porque sobre esas bases, más fácil será la construcción del éxito anhelado por el electorado. De lo contrario si nos dejamos embaucar, como ha sucedido, la desilusión será absoluta, nada más ni nada menos por haber votado por más de lo mismo.