Consumidores de drogas no podrán hacerlo en parques ni alrededores de colegios

Dicho proyecto modificaría el Código Penal, el Código de Policía y el Código de la Infancia y Adolescencia.

El presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara, radicó en el Congreso un proyecto de ley que establece sanciones como arresto por 24 horas, trabajo social y rehabilitación para aquellos que consuman y porten sustancias psicoactivas en espacio público, o en lugares que siendo privados trasciendan a lo público.

“Es nuestro deber como congresistas proteger a los menores de las drogas, haciendo respetar todos los derechos de los niños que son fundamentales y prevalecen sobre los demás. Por tanto, le corresponde a la familia, la sociedad y el Estado asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos”, explicó Lara.

El congresista también señaló que esta medida tiene como objetivo proteger a los menores y adolescentes del microtráfico, un delito que se ha venido incrementado en las ciudades del país y que ha centrado su accionar en los jóvenes más vulnerables.

“Los parques y colegios se convirtieron recientemente en el principal escenario de consumidores y expendedores de drogas ilícitas, y es allí donde día a día las mafias buscan enviciar a los jóvenes y luego reclutarlos para sus actividades delictivas”, indicó.

De acuerdo con el representante, con este proyecto no se está penalizando ni suprimiendo el uso de la dosis personal, “pero sí estamos prohibiendo su uso en parques, polideportivos, colegios y zonas comunes de los conjuntos. Vamos a recuperar los parques para devolvérselos a las familias colombianas”.

El proyecto modificaría el Código Penal, el Código de Policía y el Código de la Infancia y Adolescencia, estableciendo el aumento de sanciones como la obligación de participar en un programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia, la remisión a un Centro de Atención en Drogadicción (CAD) y Servicios de Fármaco dependencia y el arresto por 24 horas.

También modificará el Código penal en su artículo 381, al establecer prisión de 6 a 15 años para la persona que suministre o facilite a un menor cualquier tipo de droga que produzca dependencia.

El congresista también indicó que desde 2014 se ha evidenciado que el 17 % de los jóvenes de colegios públicos y privados venden drogas en las instituciones y que el 28 % de ellos venden en los entornos cercanos.

“Lo preocupante es que en el 30 % de los colegios púbicos encontraron que sí se vendían drogas y una tercera parte de los estudiantes manifestaron que habían visto a algún compañero de su curso consumiendo dentro del colegio”, indicó Lara.