Desarticulada organización delincuencial ‘Los 531’, donde los integrantes actuaban a bordo de un taxi.

 

 

En cumplimiento de la Ofensiva Nacional contra el Delito ordenada por el señor Presidente de la República y la Dirección General de la Policía Nacional de todos los colombianos, La Policía Metropolitana de Popayán con la Seccional de Investigación Criminal – Sijin, desarticuló la estructura delincuencial ‘Los 531’, donde los integrantes delinquían en diferentes barrios de esta capital y utilizando para sus fechorías, un vehículo de servicio público tipo taxi.

El actuar delictivo de esta organización quedo registrado en un video donde se logró establecer que las víctimas en la mayoría de casos, eran mujeres que, en horas de la noche o madrugada, caminaban por las calles de sectores como Camilo Torres, Retiro Alto, El Pajonal, San Ignacio, José María Obando, utilizando la violencia y elementos corto punzantes, los supuestos delincuentes les hurtaban todas sus pertenencias.

Se logró precisar además que no solo ciudadanos eran los perjudicados por ese accionar ilegal. En las indagaciones se tuvo conocimiento, que establecimientos comerciales como puntos de apuestas y giros, también fueron blanco de esta banda la cual era conformada por tres hombres, todos con anotaciones judiciales por el delito de hurto calificado y agravado.

Las capturas se hicieron efectivas en el barrio Los Jazmines de Popayán y en el municipio de Yumbo en el Valle del Cauca, donde fueron capturados Darwin Pachongo Moncada, alias ‘Pacho’ de ocupación taxista y Yerson Enrique Molano Pito, alias ‘Yerson’ de 19 años de edad.

Cabe decir que un tercer miembro de la estructura, permanece privado de la libertad en la cárcel San Isidro de esta ciudad, luego que fuera capturado por el delito de concierto para delinquir con fines de narcotráfico.

Los dos detenidos fueron conducidos hasta las instalaciones de la URI de la Fiscalía General donde fueron judicializados por los delitos de concierto para delinquir y hurto calificado y agravado.

Ambos fueron presentados ante un Juez con función en control de garantías que impartió legalidad en los procedimientos de captura y al considerarlos un peligro para la sociedad, decidió cobijarlos con medida de aseguramiento en centro carcelario.