El Sí de Rectores para Operativos en Universidades Faltaría

El director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortua, se mostró de acuerdo con la intervención de uniformados en universidades en las que se estén presentando desmanes, presencia de encapuchados y preparación de artefactos explosivos. El alto oficial indicó que su actuación tendrá que estar respaldada por las directivas en los centros de educación superior.

“Particularmente la Policía no define si ingresa o no; esto es una investigación con la Fiscalía General de la Nación que puede ordenar que se realice un allanamiento. Pero así mismo escuchamos porque hay rectores que quieren la intervención de nosotros y piden que ingresemos para darle transparencia y claridad a lo que se desarrolla internamente. En ese momento, estamos dispuestos a acompañarlos”, indicó el general Atheortúa.

Frente a los distirbios y desmanes que se registraron en la Universidad del Valle, en Cali, se informó en las últimas horas que las dos personas capturadas por estos hechos (Juan Alberto Gómez y Juan Pablo Aponte) llegó un preacuerdo con la Fiscalía de nueve años de prisión.

Gómez y Aponte fueron capturados este sábado junto Juan Esteban Bedoya, señalados de ser los presuntos responsables de los disturbios del pasado miércoles en la Universidad del Valle, en Cali.

Se les imputaron delitos como terrorismo y porte o fabricación de explosivos. Por estos hechos una persona perdió la vida dentro del centro académico y otras tres resultaron heridas. Entre los lesionados había dos encapuchados a quienes les estalló un explosivo.

En los operativos para dar con los responsables, la Policía y la Fiscalía encontraron la bandera de un supuesto movimiento clandestino, capuchas, explosivos y metralla.
Los disturbios generaron traumas en la movilidad de Cali, y las autoridades universitarias cerraron el centro académico durante 48 horas.

Otros desmanes también se presentaron en las universidades Pedagógica y Nacional de Bogotá, en las que se evidenció aglomeración de manifestantes y en las que encapuchados habrían forzado las puertas, lo que obligó a la evacuación de estudiantes.