Enterate ¿Las razones? de porque Se hundió la Reforma a la Justicia en la Cámara de Representantes

El proyecto de reforma a la Justicia, que empezaba a discutirse en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes en su tercer debate, se hundió por falta de tiempo.

Esto debido a que el presidente de la Cámara, Carlos Chacón, decidió citar la plenaria a las nueve de la mañana del miércoles para debatir una iniciativa diferente, el proyecto bianual de regalías, lo que impide que las demás comisiones sesionen, entre ellas, la primera.

Samuel Hoyos, presidente de la Comisión Primera, manifestó que es lamentable que la reforma a la Justicia se haya hundido por falta de trámite.

“Con esta decisión del presidente de la Cámara se hunde la Reforma a la Justicia. Yo la había anunciado para debatirla mañana a las nueve de la mañana, y ya no la vamos a poder tramitar porque ya los días no dan y nos vamos a quedar sin una reforma a la Justicia”, indicó el representante Hoyos.

Sin embargo, desde el Partido Conservador culpan al Gobierno por el hundimiento de la reforma y dicen que hubo falta de liderazgo. Al respecto, el representante Juan Carlos Wills, de esa colectividad, manifestó que lo ocurrido fue una derrota para la ministra de Justicia, Gloria María Borrero.

“Me parece que le faltó al Gobierno coordinar con todas las bancadas esta reforma a la Justicia, y hubo falta de socialización con todas las bancadas. Pero le faltó manejo a la ministra de Justicia y hay que seguir adelante. Tiene que, nuevamente, presentarla el Gobierno. Esperemos que la próxima reforma que vayan a presentar sea más sólida”, indicó el Wills.

Cambio Radical también criticó la gestión del Gobierno durante los debates de la reforma a la Justicia. El representante José Daniel López afirmó que la iniciativa se hunde por falta de planeación del Ejecutivo.

“Cambio Radical se anticipa a presentar una reforma a la Justicia. El Gobierno Nacional la presentó 20 días después, a la postre una reforma incompleta con muchos problemas de fondo que no resuelven los problemas de la administración de justicia y la enorme congestión que existe. Y el Gobierno no ha logrado tener un rol de liderazgo en el Congreso y ahora le quiere echar la culpa al Congreso”, indicó López.

Como la reforma a la Justicia es un proyecto de acto legislativo, la ley quinta, que reglamenta la actuación de Congreso, no permite que se debata en sesiones extra, de modo que no habrá tiempo para darle trámite al tercer y al cuarto debate antes de terminar el año.