Fondo Adaptación entregó nueva sede educativa para 125 estudiantes en Quibdó            

• Con una inversión cercana a los $34.000 millones, el departamento del Chocó ha sido una de las regiones más beneficiadas con la entrega de 13 instituciones educativas, durante el Gobierno del Presidente Iván Duque. 
 

 

El Gobierno Nacional, a través del Fondo Adaptación, entregó la Institución Educativa Santo Domingo de Guzmán, sede San Francisco de Caraño, en Quibdó, que mejorará las condiciones escolares de 125 estudiantes de la capital de Chocó, que se encontraban en hacinamiento.
La inversión de la Entidad en esta obra adaptada al cambio climático fue de $4.025 millones. La nueva sede cuenta con toda la infraestructura para la mitigación del riesgo enfocada a la protección y cuidado de los estudiantes.
Según el Gerente del Fondo Adaptación, Edgar Ortiz Pabón, la nueva institución educativa es una obra de alto impacto social, que impulsa el desarrollo socio-cultural de la región, ofrece oportunidades a los niños, niñas y adolescentes de Quibdó y contribuye a mejorar las condiciones de vida.
“Estamos cumpliendo con la directriz del Presidente Iván Duque de ampliar la cobertura en educación con infraestructuras modernas y adaptadas a las condiciones climáticas y culturales de la región”, precisó Ortiz Pabón.
El área de la Sede San Francisco de Caraño es de 899 metros cuadrados; cuenta con cancha multiusos, ocho aulas de clase, un laboratorio, dirección administrativa, servicios generales, aula múltiple (cocina y alacena), ocho baños para niños y niñas, un baño para docentes, un baño para población con discapacidad y/o movilidad reducida y área de servicios con cuarto eléctrico, cuarto de bombas, cuarto de comunicaciones, cuarto de basura y gas.
Al igual que las otras instituciones entregadas por el Fondo Adaptación en el departamento de Chocó, la sede San Francisco de Caraño de Quibdó está diseñada y construida de acuerdo con la normatividad técnica colombiana y cumplen con todos los estándares de calidad para proteger a la población estudiantil y a los habitantes en general de los cambios climatológicos, propios del trópico Chocoano. Son espacios abiertos de aprendizaje y participación que respetan las prácticas socioculturales de sus habitantes.
El departamento de Chocó es uno de los más beneficiados con la entrega de sedes educativas, durante el gobierno del presidente Iván Duque. Con la entrega de hoy jueves, la entidad suma 13 sedes en dos municipios, con una inversión cercana a los $34.000 millones.
Se pusieron al servicio de la comunidad siete instituciones en el municipio de Litoral del San Juan y seis en Quibdó.
Las sedes educativas entregadas en el departamento de Chocó son:
Litoral del San Juan
Escuela Rural Indígena Olga Melba, para 182 estudiantes. Inversión: $5.958 millones
Escuela Rural Mixta María Auxiliadora de Isla Mono, para 102 estudiantes. Inversión: $3.458 millones.
Sede Indígena Santa Catalina (Tío Cirilo), para 46 estudiantes. Inversión: $1.657 millones.
Sede Indígena Guarataco, para 50 estudiantes. Inversión: $1.817 millones.
Sede Indígena de Buenavista, para 32 estudiantes. Inversión: $1.871 millones.
Sede La Milagrosa, para 23 estudiantes, para 23 estudiantes. Inversión: $1719 millones.
Escuela Rural, Sede indígena Santa Rosa, para 34 estudiantes. Inversión: $1.752 millones.
Quibdó
Institución Educativa Santo Domingo de Guzmán, sede San Francisco de Caraño. Inversión $4.025 millones.
Sede Rogelio Velásquez, para 528 estudiantes. Inversión: $5.068 millones.
Escuela Rural Mixta Calle Quibdó, para 78 estudiantes. Inversión: $1.887 millones.
Escuela Rural Mixta El Barranco, para 38 estudiantes. Inversión: $1.710 millones.
Escuela Rural Mixta de San Ceno, para 24 estudiantes. Inversión: $1.306 millones.
Escuela Rural Mixta Boca de Purdó, para 28 estudiantes. Inversión: $1620 millones.
Bogotá, octubre 23 de 2020.