Ha sido un año lleno de verdades, en el cual hemos comprendido que tenemos que unirnos en la defensa de nuestra dignidad contra los abusos de los gobernantes

 

El momento en el que nacemos marca un instante que nos acompañará por el resto de nuestras vidas, de la misma forma como el primer beso que le damos a quien amamos nos conmina indefectiblemente a caer presos en un bello recuerdo.

La sociedad nos ha llevado a celebrar cada año los acontecimientos más importantes que vivimos, por eso los cumpleaños, los aniversarios, las festividades y en estos días las elecciones en octubre.

Personalmente creo en la mística de transformación que produce esa temporalidad en el corazón de los seres humanos, lo cual me lleva a compartir con ustedes la importancia que tendrá para mí el día del  mes de octubre de 2019, fecha en la que gracias a la oportunidad que me concede Dios y María Auxiliadora  , cumpliré este  año la gran posibilidad de cambiar los destinos de nuestras regiones a través de mis escritos y adicional a esto el día que marque el trajeron a las diferentes corporaciones .

Mi compromiso con este espacio de opinión CAUCA EXTREMO solo ha estado marcado por alegrías, siendo la mayor de todas ellas, el haber tenido todo el tiempo la compañía de una mujer a la que adoraré infinitamente, quien con su bondad y cariño me apoyó en cada una de las luchas que enfrenté para poder narrarles una parte de la cruda verdad que como ciudadanos estamos viviendo , no es fácil pues decir la verdad de manera cruda te hace sensible y llena de enemigos de aquellos que les duele mis escritos.

A ella le debo todo, porque si no hubiese contado con su presencia, jamás hubiera tenido la fuerza para acometer juiciosamente la tarea que hoy en día se valora.

Mi primera columna fue para ella, como también para ella es la presente. Siempre creyó que esta labor sería importante, y gracias a eso hoy cuento con la amistad de líderes sociales verdaderos, con quienes he labrado el terreno para que este medio de comunicación CAUCA EXTREMO ya no es mío sino de todos.

Ha sido un año lleno de verdades donde cumplimos cinco años generando la noticia clara en cada región, en el cual hemos comprendido que tenemos que unirnos como pueblo en la defensa de nuestra dignidad contra los abusos de los malos gobernantes.

Por eso los invito a que no me dejen solo en este esfuerzo, así como le pido a Dios que bendiga por siempre a esa mujer, mi señora esposa Sandra Calderón Núñez  , a mi madre , abuela, hijos, hijastros , hermanos y sobrinos a que hagamos esfuerzo en octubre y cambiemos a todos estos sinvergüenzas que hace daño en cada rincón del Cauca y porque no decirlo de nuestro País .