Hollman Morris aceptó sus problemas de adicción

Las declaraciones se hicieron pública en la mesa de la W Radio, a propósito de la denuncia legal y pública que hizo la esposa del concejal, Patricia Casas, sobre una presunta violencia intrafamiliar, donde también dice que descubrió los excesos de “drogas” y “prostitución” de Morris un año después de casarse.

El precandidato a la Alcaldía de Bogotá confesó en el programa con Vicky Dávila, que sus adicciones se deben a situaciones difíciles que sufrió por culpa del antiguo DAS. En principio, Hollman Morris explicó su vida ha estado sometida a “diferentes presiones”, y puso como ejemplo cuando a sus 32 años fue padre y tuvo que salir exiliado del país.

“Mi hija nació en el exilio. Regresé, fui detenido dos veces arbitrariamente y he sido perseguido de la manera más infame por un gobierno, el Gobierno del presidente Uribe. Uno no sabe cómo detonan esas cosas”, narró el cabildante.

“En ese postrauma, yo caí. Consumí algunas sustancias. Yo también recurrí a un ansiolítico que venden en las esquinas, que es el alcohol y como le sucede a la gran mayoría de colombianos”.

Después de la entrevista, el concejal fue enfático en que no “pretende dañar la imagen de la mamá de sus hijos, por respeto a ellos”, por eso se abstuvo de dar detalles de la situación legal con su esposa.