Intentó recuperar el cadáver de su esposa después de asesinarla

Un hombre se acercó a Medicina Legal para reclamar el cadáver de una mujer. Parecía triste, dijeron algunos de los que lo vieron, y era apenas normal: su esposa había sido asesinada a sangre fría en el puente peatonal de La Macarena.

Los reportes policiales indican que Milena Marcela García, de 25 años, estaba caminando por el puente a las 7:30 p.m. del pasado sábado en compañía de un hombre que minutos después sacó un arma blanca y le cortó el cuello. El homicida la dejó desangrarse y huyó.

Los forenses que hicieron la autopsia encontraron fragmentos de piel entre las uñas de Milena, y los enviaron para hacer ser sometidos a pruebas de ADN.

Mientras el esposo esperaba los documentos que le autorizaban retirar el cadáver, un empleado notó que tenía la cara arañada y le pasó el dato a los agentes del CTI que minutos después lo interrogaron.

Raúl González Flechas, director de Fiscalías de Medellín, explicó que las sospechas recayeron sobre el esposo. Se le tomaron muestras que fueron cotejadas con los tejidos encontrados en las uñas de la víctima.

“Él fue la última persona con la que se vio a la mujer con vida. Al tomar los videos y compararlos con los de La Macarena, era la misma persona; la pareja de la víctima”, explicó González.

De acuerdo con declaraciones de amigos y familiares de Milena Marcela, el hombre era muy celoso y controlaba hasta las llamadas del celular a su pareja. Señalaron que con frecuencia le decía que “el final de una mujer era ahorcada o degollada”, según indicó la Fiscalía en un comunicado.
Alias “Magalo” cumplió una sentencia en la cárcel Bellavista, sitio donde conoció a la mujer asesinada.

El hombre fue capturado en la sede de Medicina Legal y fue enviado a la cárcel por el delito de feminicidio agravado, cargos que no aceptó. Si es declarado culpable, podría enfrentar una condena de más de 30 años de cárcel.