Investigación por sobornos de mafia a policías en puertos caribes

El ente acusador averigua quiénes son los patrulleros y oficiales que recibían desde $500 millones para dejar pasar cargamentos de cocaína con destino a Europa.

La Fiscalía abrió una investigación para establecer cómo se dieron los sobornos millonarios del narcotráfico a policías en los puertos de Barranquilla y Santa Marta para que dejaran pasar cargamentos de cocaína que iban con destino a Europa.

La pesquisa del ente acusador se suma a la de la propia Policía por los sobornos por $1.800 millones que confesó haber pagado por viaje el destituido mayor de la Fuerza Aérea y hasta hace tres semanas asesor del Viceministerio de Defensa, Fabián Leyton Vargas, a patrulleros y oficiales policiales en los puertos caribes.

Leyton, en espera de su extradición a los Estados Unidos por el envío de cerca de 26 toneladas de droga a España, Alemania, Bélgica y Holanda, reveló que fue contactado en enero de 2017 por José Mauricio Castañeda, alias el Primo, exempleado de una aerolínea, para que hiciera parte de la red.

La banda era comandada por Antonio Ávila, alias el Enano, también procesado por narcotráfico. La coca, que venía de los Llanos Orientales, pertenecía a una red denominada Los Inversionistas, que pagaban $4.000 millones para los sobornos a policías, funcionarios y civiles implicados en la estructura que hacía llegar la droga desde Bogotá y Medellín hacia la Costa.

El mayor apartado de la FAC dijo que al oficial de la Policía se le pagaba el 70% del dinero y a cada patrullero $500 millones.