Connect with us

General

Investigadores de la Universidad de Harvard han descubierto que la empatía es la clave del amor eterno. Amarse para siempre es posible.

Quien haya estado alguna vez perdidamente enamorado sabe que la pasión inicial, la locura amorosa de los primeros tiempos tienen fecha de caducidad. En los últimos años, las técnicas de imagen cerebral han desvelado que estos sentimientos tan intensos, a los que llamamos amor, no son más que procesos químicos cuyo cometido es que busquemos una pareja y la mantengamos hasta que, según los científicos, cumplamos nuestro destino evolutivo, es decir, tener hijos. Y cuando esta misión biológica acaba, el amor termina.

Una triste imagen científica del amor que ahora un estudio de la Universidad Harvard viene a desmontar. Según la terapeuta Charlotte Pasquier, terapeuta francesa y parte del equipo de investigadores, “para que una pareja vaya bien se necesitan dos personas que caminen en la misma dirección. Pero no es necesario que opinen igual en todo ni que quieran las mismas cosas, sólo que sean conscientes de los deseos de la otra parte”. La clave de todo esto es la empatía, es decir, la capacidad de sentir como el otro, de percibir y entender las emociones que no son nuestras. Entendernos sin juzgarnos podría ser la clave para dar con el amor eterno.

La empatía reside en tener la capacidad de ponerte en el lugar del otro, es decir, poder salir de tu propio modo de pensar y de sentir para percibir las cosas desde otro punto de vista y desde otra realidad. La empatía del amor es fundamental por ambas partes, de lo contrario, se corre el peligro de que sea siempre la misma persona la que se desgasta de tanto ceder. Es algo más que simpatía, es una identificación intelectual, psíquica, emocional y afectiva de una persona con otra.

Los investigadores de la Universidad de Harvard, dicen que tanto hombres como mujeres se sienten plenos cuando su pareja es capaz de entenderles, de ponerse en su lugar y de darse cuenta cuando algo no va bien en la relación. Como dice Pasquier, “esta atención hacia el otro es importante porque ayuda a perfeccionar el conocimiento de las emociones involucradas en el matrimonio. También implica una mirada amable, y significa que se pueden solucionar los problemas juntos sin juzgarnos”. Para desarrollar la empatía, hay que estar atentos a los mensajes emocionales del otro y también a los que decimos o no decimos en un momento determinado.

La falta de empatía produce falta de confianza, falta de comprensión, ausencia de comunicación adecuada, miedo a decir lo que uno piensa por temor a la crítica ajena… Por el contrario, la empatía causa alegría, ilusión, mejora el diálogo, hace la vida más bonita y el amor se vuelve más perfecto.

¿Cómo se puede cultivar la empatía?
-Potenciando la humildad al máximo.
-Dejando de lado la soberbia de creer que las cosas sólo pueden ser de un modo determinado.
-Escuchando más a la persona que tienes al lado.
-Pensando antes de hablar.
-Escuchando las emociones, el lenguaje corporal y no sólo las palabras.
-Cuidando los pequeños detalles para crear un clima de confianza adecuado.

Continue Reading

Copyright © 2021. CAUCAEXTREMO.COM - Diseño: SERO Un Mundo de Ideas. Fundador: MARCELO A. ARANGO MOSQUERA & Medio de Comunicación Afiliado a Corprensa [lbg_audio11_html5_shoutcast settings_id='2']