La fiduciaria señaló que el Hospital Cari no requiere de su autorización para entregar a las autoridades historia clínica de ‘la Gata

Tras la orden del juez Sexto de Ejecución de Penas de Barranquilla, de trasladar a su lugar de residencia a la exempresaria del chance Enilce López, conocida también como ‘la Gata’, quien se encuentra recluida en el Hospital Cari de Barranquilla, sigue el pronunciamiento de entidades que tiene que ver con su caso.

En esta ocasión, la Fiduprevisora, que coadministra los recursos de la salud de los condenados a penas de prisión, aclaró que si bien audita las cuentas médicas de López en el Cari, esto no significa confirmación alguna de que esté enferma.

“El Consorcio Fondo de Atención en Salud recibe las cuentas médicas, las cuales son auditadas financieramente por la empresa KPMG Advisory Service S.A.S., lo que no implica un aval del tratamiento médico ni son una confirmación de la enfermedad que padece la persona privada de la libertad”, manifestó la entidad en un comunicado.

Añade que “luego del informe se procede al pago avalado por la auditoria. La pertinencia de la estancia hospitalaria y la permanencia de la paciente en la IPS están determinada por los médicos tratantes y la autoridad judicial; a la fecha el Consorcio no ha recibido solicitud de las anteriores instancias para el traslado de la paciente”.

En consecuencia, “el hospital Cari de Barranquilla no requiere ningún tipo de autorización de la Fiduprevisora y/o del Consorcio Fondo de Atención en Salud para suministrar la historia clínica de la señora Enilce del Rosario López”.

El abogado de ‘la Gata’, Iván Cancino, ha señalado que ni la Fiscalía ni la Procuraduría pueden revocar la orden de un juez de enviar a su defendida a la casa por cárcel y aseguró que “por donde se le mire es mejor que ella esté en su residencia”, agregando que su hospitalización le cuesta al país $40 millones mensuales.

Este pronunciamiento surgió luego de que la Procuraduría General, en cabeza de Fernando Carrillo, pidiera, a través de un oficio enviado al Juzgado 6 de Ejecución de Penas, la revocatoria del beneficio de detención domiciliaria concedida, motivada por la solicitud de la Fiscalía General de que se investiguen los procedimientos realizados que derivaron en la decisión del juez.

El miércoles, Néstor Humberto Martínez, pidió a la procuraduría y al Instituto de Medicina Legal, tomar cartas en el asunto. Se conoció que la Fiscalía abrió una indagación preliminar contra el equipo médico del Cari que atiende a Enilce López, para tratar de establecer si se ocultaron documentos de la historia clínica de la reclusa.

Inicialmente, la pesquisa, que lleva un fiscal seccional del Atlántico, no está dirigida contra un galeno o directivo en particular y busca determinar si el equipo de doctores que llevan el caso de López omitieron entregar a la autoridad forense o judicial documentos médicos que pudieran arrojar mayores luces sobre el confuso cuadro de salud de ‘la Gata’.

Entre tanto, la gerente del Cari, Rocío Gamarra, aseguró que el centro médico está dispuesto a colaborar con las autoridades pertinentes sobre la atención que se le está prestando Enilce López. Señaló que el cuidado en salud que se le brinda a ‘la Gata’ es sometido a procesos de auditoría médica por la entidad encargada del aseguramiento de la población carcelaria.