“Matrimonios gay van a acabar con la humanidad”

Esta es la declaración apocalíptica que una diputada local recién electa ofreció a la revista Tribuna de Querétaro, una publicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, de una universidad pública de ese estado del centro del país.

Su nombre es Concepción Herrera Martínez, conocida en la política local como Connie Herrera, quien ganó una diputación local en la elección del pasado 1 de julio por el partido Querétaro Independiente, que ella misma fundó y dirige.

Ex militante del oficialista PRI, Connie Herrera declaró a la publicación de la Universidad Autónoma de Querétaro, que en su papel de legisladora trabajará a favor de la “familia natural”.

Aseguró que el estado de Querétaro “tiene la obligación de resguardar los pilares fundamentales del país, que tienen que ver con la soberanía, la República y la familia, por supuesto, porque es la primera institución”.

La próxima legisladora advirtió además que la agenda de género y las relaciones homosexuales responden a intereses de grupos de poder, que las fomentan junto con el consumo de drogas.

“(Los bebés con padres drogadictos) nacen enfermos, literal, desnutridos, con problemas de síndrome de Down; están pidiendo coca. Lloran y dicen: ¡coca!, ¡heroína! ¿Cómo le haces para ese control de la natalidad? Entonces tiene que haber una política pública que garantice que la propia gente lo compre. ¿Y cuál es esa? Pues la de género”, consideró Herrera.

Por eso consideró que la aceptación internacional de las uniones homosexuales sirve como “un control de la natalidad, pero también es cierto que puedes llegar a la extinción de la humanidad”.

Afirmó además que no legislará con base en sus creencias. “La unión entre personas del mismo sexo es un derecho; no es el tema del partido ni un tema personal, es un tema de derechos humanos, y un tema que está pendiente en el Legislatura; habrá que trabajarlo y trabajar con la sociedad”.