MUCHOS LOS LLAMADOS, PERO SOLO…UNO SERA EL ALCALDE DE POPAYAN

 

Por mi diario contacto con la comunidad Payanesa de todos los niveles y categorías, escuchando a profesionales, trabajadores, maestros, dirigentes, adultos mayores, estudiantes, madres de familia y público en general, puedo concluir que todos esperamos que el nuevo alcalde de Popayán sea una persona honesta y diligente que estimule la autoestima de sus habitantes, mediante una gestión que permita recuperar la confianza perdida y con hechos nos devuelva la esperanza.

 

Popayán debe tener un alcalde que domine las políticas, planes y programas en curso, clasificando lo bueno, lo malo, lo oportuno y lo imposible, innovando y mejorando continuamente, antes que un alcalde que a lo “volador sin palo” llegue a improvisar.
Por encima de todo, ese alcalde que requiere Popayán, tiene que ser “modelo de transparencia” que ‘le quepa la ciudad en la cabeza’ y que además de su compromiso con el desarrollo y las dinámicas económicas, esté impulsado por un gran espíritu social, solidario e incluyente, plenamente comprobado.

Ese próximo alcalde de Popayán debe ser una persona que no le tiemble la voz para transmitir e impulsar expectativas y derechos ante los gobiernos del departamento y la nación.

El alcalde que Popayán está buscando, debe saber escuchar a los ciudadanos, en el entendido que para hacer un buen gobierno es indispensable oír atentamente la voz de la gente, sus reclamos y lo que espera, que no es otro que el proceso en él que se cumpla el compromiso de darle verdadera participación al pueblo.

Ese alcalde que para el próximo cuatrienio debemos elegir en Popayán , debe enfrentar de manera urgente la ya inaplazable reingeniería de la estructura administrativa, con el fin de reforzar la dinámica y la eficacia del gobierno en todos los campos superando el desconcierto que hoy caracteriza a la mayoría de funcionarios y contratistas, que apenas flotan en las turbias aguas del grave caos, anarquía, descuadernamiento e indisciplina en que de cabeza lo ha sumergido la actual administración municipal.

El alcalde que debemos empezar a buscar todos los Payaneses, tiene que estar en capacidad de nombrar un equipo capaz de estructurar los proyectos de inversión que por estar peleando no ha hecho CESAR CRISTIAN CASTRO, nuestro actual alcalde.

Ya debe pasarse la página de la “corrupción, ladronísmo, chanchullos, robos e ilimitada gama de sindicaciones con las que se la pasó “cañando” el “mico” Cesar Cristian Castro que con miles de monerías , evade no llevando abogado cada vez que lo llaman, para reformular a Popayán y de la mano de la Fiscalía, la Contraloría, la Procuraduría y demás entes de control y vigilancia poniéndole “coto” a los corrompidos, decidamos sacar adelante a nuestra querida ciudad Blanca.


Como la tarea no es nada fácil y ya las campañas están empezando a “coquetear”, los invito a que, entre todos haciendo un frente común, nos pongamos en el dedicado ejercicio de “espulgar” todas esas candidaturas de aspirantes a la alcaldía de Popayán, con la seguridad que nos libraremos de seguir tan “jodidos” como estamos.