Paradoja que se Agrava y algunos Medios de Comunicación Creen que Somos Tontos

La libertad de prensa es una de las grandes conquistas del Estado liberal. Su relevancia es tal que miles de seres humanos han muerto por hacer efectivo este derecho, cuya garantía constitucional presenta una doble dimensión: el derecho a informar y el derecho a ser informado.

Preguntarse por la ética y los Mass Media (medios de comunicación de masas), no es fácil. Es una interpelación impregnada de complejidad por la pluralidad de los Media, unida a la dificultad para entender un fenómeno relativamente actual. Además, para lograr acercarnos a una repuesta seria y profunda es importante replantear la ética de otro modo.

Los Mass Media (medios de comunicación de masas),  se encuentran en el ojo del huracán. Algunos todavía piensan que los Media dependen de quien los utilice y con el dilema de un video que se volvió viral por mostrar a algunos personajes públicos, en el lugar, hora equivocado  y además que aunque quieren ocultarlo como tapabocas , que los personajes habían ido a departir y llevaban sus traguitos encima, pero eso está bien lo malo es que crean que la gente es estúpida y traten de acomodar a su antojo , la información con algunos colegas que respeto pero no comparto que crean que todos debemos ser idiotas útiles tapando o mejor dicho defendiendo lo indefendible ,recordando algún romano diría esto claramente:

El emperador romano el famoso César no aportó ninguna prueba contra Clodio durante el juicio, y este fue absuelto. Sin embargo, César se divorció de Pompeya, aduciendo: «Mi esposa debe estar por encima de toda sospecha». ​ Esta cita de César ha pasado a ser famosa con la siguiente forma: «La esposa de César no solo debe ser honesta, sino parecerlo». .  es el momento que nuestro Alcalde Juan Carlos “EL POLLO” López Castrillón debe tomar una decisión si continua arreglando la imagen de aquellos que deben velar por que su “IMAGEN “ y lo coloque en las mejores posiciones en las  encuestas nacionales y las más importante en boca de la gente o aplauden los espectáculos y la arrogancia de aquellos que laboran tratando de cobrar favores a sus colegas para que muestren que todos somos estúpidos y que las imágenes son falsas donde ahora son angelito y que el señor policía se aprovecho del funcionarios de la administración .

Hoy, si analizamos a una gran mayoría de nuestros políticos y gobernantes de turno se podría escribir un magnifico manual de cómo utilizar la mentira como instrumento de política pública y defender lo indefendible (bueno, por lo menos sería muy útil para los alumnos de ciencias políticas y aquellos medios de comunicación que se proclaman de impolutos, tan buenos e inocentes ellos). Una cosa es cambiar de opinión y otra es la mentira, realmente no hay comparación; entre el error vol

untario y el engaño deliberado se despliegan numerosas variedades de híbridos en que ambos se mezclan según todas las dosificaciones posibles.

 

 

 

La profanación de las palabras es uno de los recursos habituales, se llama una realidad con una expresión que quiere decir otra cosa, y el oyente o el lector inadvertido acepta la falsedad sin darse cuenta; o por cuestiones ideológicas, trata de no darse cuenta.

Las falacias argumentativas están entre las estratagemas más utilizadas por medios de comunicación para convencer al pueblo de que las decisiones tomadas por los gobernantes, diputados, concejales, secretarios de despachos,   jefes de prensa o jueces son las correctas.

Cada día en los periódicos se pueden contar mentiras evidentes, flagrantes, a las cuales no se pone coto ni rectificación. El problema es que las mentiras se pueden ir acumulando. Y ocurre que la mentira es fácil de descubrir y mostrar, basta con enfrentarla con la verdad, con decir lo que ha ocurrido y ocurre, con ver la tergiversación o la ocultación de la realidad.

Hay personas que cuando abren la boca –salvo para ingerir alimentos­– mienten sistemáticamente y no podemos seguir sirviendo a aquellos que lo único que hacen es dañar al pueblo, como seria el guayabo y la vergüenza que no asistieron a la actividad que había al norte de la ciudad , señor alcalde usted es la imagen de Popayán confiamos en usted pero es de humano y de auténticos varones,  rectificar y hacer cambio necesarios por el bienestar de la ciudad blanca y si nos equivocamos invitamos a que realicemos una entrevista con aquellos que se olvidaron que uno puede tomarse sus traguitos pero le recordamos ,  que son PERSONAJES PUBLICOS y que no deben dar  PAPAYA además el culpable fue el que los grabo donde hasta se ve cuando su Secretario Infraestructura CARLOS CORDOBA  el cual pronto será papa se trataba de ocultar de la Cámara,  pero su Jefe de prensa VALERIA BANGUERO aquella que debe cuidar su imagen lo puso nuevamente de mal en Peor y desgraciadamente una persona que aprecio por su buena Labor a pesar que lo querían callar como Borrachito Terco insistía en darle ordenes al Policía nuestro Secretario de Transito OMAR CANTILLO

Y como dice la canción ahora para donde ira, nuestro alcalde, nuca olvidemos que el que tiene que perder es usted y no puede seguir perdiendo imagen la cual repercuta en todos los que habitamos en Popayán