Peter Medawar, premio Nobel de Medicina en 1960, dijo que los virus eran un conjunto de “Malas Noticias Envueltas en Proteína”

Aunque no responde a ningún criterio científico, esta definición refleja perfectamente la percepción que se tiene en el mundo de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 en estos días de confinamiento.
Las “malas noticias” en un virus pueden venir escritas en dos “alfabetos” ligeramente distintos, según su genoma sea de ADN o ARN. Los coronavirus (familia Coronaviridae) constituyen uno de los grupos de virus con el genoma de ARN más largo que se conoce.
Pero la gente del común y que no tiene, sino que echarle mano a su imaginación para pintar este difícil momento, se ha encargado de expresar en grafitis, alrededor del mundo, lo que se piensa de esta pandemia o como se la percibe para ponerle un toque de arte, color y creatividad a este difícil momento en el cual la mejor defensa para evitar la propagación y expansión de la Covid-19, es quedarse en casa.

Este es un viaje alrededor del mundo, en donde nos encontramos con diferentes cuadros que han sido plasmados en las paredes para reflejar el cómo se puede tomar con arte un momento tan complicado para la humanidad.

FOTO # 1 (arriba)

Un mural elaborado por el artista callejero Lapo Fatai en honor a los médicos que trabajan en el hospital Auxological San de Milán, Italia, abre esta colección de arte callejero que apareció por todo el planeta.

FOTO # 2

No podía faltar el homenaje como el que resalta este enorme mural que es otro grafiti para los médicos que le han puesto el pecho a la pandemia, este está pintado en una calle de Marsella, Francia.

FOTO # 3

Un hombre pasa con su carro tirado por un caballo frente a un mural pintado en una pared de Sale, Marruecos. Aquí se les rinde homenaje a todas las profesiones que están enfrentándose al riesgo de la Covid-19.

FOTO # 4

Y en esta colección de arte callejero, no podía faltar un mural con los presidentes de China y Estados Unidos, XI Jinping y Donald Trump, obra del artista Eme Freethinker en Berlín, Alemania.