POPAYAN NECESITA ALCALDE.

 

 

El próximo año en octubre elegiremos alcaldes y esos comicios, en alto porcentaje, no solamente definirán el futuro político de la nación, sino determinarán el inmediato porvenir de los municipios.
De ahí la importancia de proceder a señalar las virtudes o los requerimientos que debe reunir la persona que aspire a ser un buen alcalde.
Ese candidato, no debe estar tras el cargo como empleo que le sirva para subsanar su difícil situación económica. No señores; tiene que llegar a servirle a Popayán, acudiendo a sus capacidades de inteligencia, honradez, conocimientos, desinterés, independencia, ecuanimidad y vocación de servicio a la comunidad.
Claro está que decir que un alcalde tiene que ser honrado es una redundancia, pero de todas maneras hay que repetirlo porque en las empresas de la “politiquería”, bien sabemos que merodean muchos inescrupulosos, sin ocupación definida y que se han habituado a medrar a la sombra del poder y entonces hay que tomar precauciones.
En Popayán, óigase bien, hay que elegir a un Alcalde que no esté atornillado a intereses subordinados. Debe ser una persona con suficiente carácter y personalidad, capaz de mantener una relación armónica de respeto a las competencias de cada uno de los Concejales con los que trabajará por el absoluto desarrollo, prosperidad y bienestar de la ciudad.
Esa colaboración, sin embargo, no puede fundamentarse en “piñata” de puestos porque eso es incompatible con la coherencia que debe existir en la administración, pues, si un funcionario sabe que su puesto se lo debe al Concejal le obedecerá más a éste que al Alcalde.
Por eso, hechas estas consideraciones pienso que es el momento para hablar seriamente de los posibles aspirantes. En el caso de Popayán hay alguien que no es candidato, por ahora, pero tiene todas condiciones para manejar la ciudad durante los próximos cuatro años y es nadie más ni nadie menos que Jhan Alejandro Sandoval , para quien la alcaldía no sería una plataforma de lanzamiento sino la continuidad de una vida meritoria. Y lo que es más importante: la gente le cree.
Pienso que si Jhan Alejandro Sandoval acepta el reto y los payaneses votan pensando en el progreso, lo elegirán y estará asegurado el inmediato porvenir de Popayán , como lo manifiestan quienes están a la espera de conocer la determinación que tomará, muy seguramente en los próximos días, el actual vecino y amigo de los payaneses  , Jhan Alejandro Sandoval.