UNA CARTILLA DE BUENAS MANERAS “EL MANUAL DE CARREÑO “, EL CUAL DEBERÍA SEGUIR MAS DE UNO DE LOS POLÍTICOS DEL PAÍS

La carrera espacial y la llegada del proyecto Apolo a la luna aceleraron la investigación y el desarrollo tecnológico logrando avances científicos absolutamente sorprendentes a finales de los años sesenta, pero casi tan pobres frente a los avances de hoy en día, como los principios tecnológicos utilizados por Cristóbal  Colón en el descubrimiento de América”… El Manual de Carreño cobra hoy por hoy toda su vigencia…

Muchos de los erráticos comportamientos en sociedad, de ayer, que inspiraron la cartilla del ex canciller y ex diplomático caraqueño, son los mismos de ahora en materias como las costumbres, la moral y la ética.

No es nada personal contra nuestra deslenguada clase política, ni tiene el propósito de mortificar a nadie, de pronto el dia de hoy al compartir el aula de mi hijo Santiago Felipe al recoger las notas en su institución educativa me hizo recordar al acompañarlo a su colegio y saludar cuanto político y conocido que resaltaba el tema electoral como algo de moda pero sería importante volver a ese Manuel de CARREÑO que mucha falta nos hace.

El compendio ilustrado del Manual de Urbanidad y buenas maneras, del pedagogo y músico venezolano Manuel Antonio Carreño Muñoz

“La velocidad tecnológica y la digitalización de la humanidad han generado drásticos cambios sociales donde se han venido perdiendo costumbres y comportamientos que contribuyen a mantener el respeto, los buenos modales y la armonía entre la sociedad”.

A renglón seguido, señalan que “nadie se ha preocupado realmente por recuperar tan buenas costumbres, al punto que se han perdido hasta el saludo, las gracias, el pedir un favor, desear las buenas tardes, las buenas noches o hasta preguntar al prójimo ¿cómo se encuentra?”.

Lo importante en todo esto es que entre todos esos grandes asesores de campañas electorales sería importante desempolvar a nuestro librito de Carreño como algo importante de aprender por tantos ataque desleales en las redes sociales  que se dan en ese trasegar político por los deseos de llegar sin importar la moral y la ética, esperemos quienes llegan en octubre a las corporaciones y no olvidan que la palabra corrupción es un asunto que se resume en Moral y ético como quien dice leer a CARREÑO.