Uso de Cannabis Francia permitirá en Enfermedades Graves

Hasta tres mil pacientes en experimento. El Gobierno de Francia publicó esta semana un decreto sobre un experimento, en cuyo marco permitirá usar el cannabis en el tratamiento de pacientes con enfermedades graves.

Según información recabada, el experimento empezará no más tarde del 31 de marzo de 2021 y continuará durante 2 años. El cannabis será distribuido en forma de aceite, espray o cápsulas, mientras que fumarlo seguirá prohibido, recogen medios locales.

Hasta 3.000 pacientes participarán en la iniciativa.
Entre los casos, en los que puede usarse la droga, se encuentran el dolor intenso que no puede ser eliminado con medicamentos, algunas formas graves de epilepsia, el cáncer, la esclerosis múltiple y como parte de la atención paliativa. En ese contexto, el político Jean-Baptiste Moreau declaró que el cannabis «es una droga, pero también puede ser un medicamento».
Los diputados franceses aún deben elaborar el presupuesto para la realización del experimento. El cannabis podrá ser ingerido en forma de aceites, infusiones o flores secas.
Cabe señalar que el uso del cannabis con fines terapéuticos se permite en más de 30 países, entre ellos Australia, Canadá, Alemania, Chile, Grecia e Italia.
Francia, que tiene una de las proporciones más altas de consumidores de drogas recreativas de Europa, suavizó las penas por el consumo de marihuana, castigándolo únicamente con una multa de 200 euros.
En 2019, un grupo de economistas franceses recomendó la legalización total de la droga, argumentando que añadiría miles de millones a las arcas del Estado.

El uso del cannabis terapéutico está autorizado en seis países latinoamericanos y en 21 de los 28 países de la Unión Europea. También se puede recurrir al cannabis medicinal en 33 estados de Estados Unidos y en Canadá.