Virtudes y   Características de un buen gobernante para Popayán

Nobleza y grandeza de alma y de corazón, firmeza y decisión en los propósitos, delicadeza y bondad en las decisiones son virtudes y características que distinguen a Juan Carlos “EL POLLO” López, candidato a la alcaldía de Popayán para el próximo periodo. Resuelto y decidido realizo una campaña electoral que se apartó de los parámetros comunes y se perfilo como autentica creación política. Fue una campaña tenaz pero ajena a los agravios y a las provocaciones liderada por el respeto a los demás y como plataforma de lo que el porvenir dará a Popayán: paz, tranquilidad y seguridad.

Faltan pocos días para que se produzca la elección de Juan Carlos “EL POLLO” López como nuevo mandatario de Popayán  y en el municipio  la gente apta para votar esta lista y preparada para sellar un laborioso trabajo correspondiente a un hombre , capaz y capacitado para dirigir los destinos de la región y darle vida saludable y sosiego general.

Impasible como las estatuas ante la insolencia fecal de las palomas Juan Carlos “EL POLLO” López enfrento con dignidad y decoro a sus contradictores y desprecio las burdas actuaciones de enemigos gratuitos. Eso lo enalteció y lo llevo más al fondo de los corazones payaneses. Frente a burdas respuestas de teatreros baratos “EL POLLO” López se delegó con elegancia y educación y gano más cariño, más apoyo y mayor solidaridad.

Este candidato tiene para Popayán un programa de gobierno viable. Quiero hacer énfasis en lo viable porque programas de gobierno los puede presentar cualquiera pero que sean viables solo están en condiciones de hacerlos la gente que como Juan Carlos “EL POLLO” López, quien se abre paso en la vida política regional sin acudir ni a la lisonja ni al agravio, únicamente demostrando capacidad empeño y gran voluntad de servicio. En el este municipio y sus habitantes tendrán la seguridad de un futuro mejor la tranquilidad de una paz estable y duradera y las condiciones necesarias para su propio desarrollo.

Juan Carlos “EL POLLO” López no es un primíparo ni un novicio mucho menos un improvisado personaje que pretenda ser de la política su modus vivendi. Por el contrario, ha pasado con éxito por el crisol de la democracia en los cargos nacionales que lo albergo con gran respeto y muchos reconocimientos. Por eso conoce las calamidades de la gente, las necesidades de su pueblo y las ilusiones de un país y un municipio ansiosos de progreso y bienestar.

Así que Juan Carlos “EL POLLO” López presenta un trabajo político importante y una hoja de vida donde figura el cumplimiento de sus deberes, pues nunca le ha sacado el cuerpo a sus responsabilidades y jamás ha pretendido siquiera traicionar a sus seguidores.

El 1 de enero de 2020 estaremos, jubilosos, posesionando a Juan Carlos “EL POLLO” López como el hombre   que ha conquistado el derecho de administrar los bienes y las vidas de sus paisanos. Primero Dios, la familia y siempre Popayán.

Columnista Invitado : ANDRES BOLIVAR