Connect with us

Destacado

Aunque Cualquier Tiempo es Idóneo para pedir Perdón, el mes de Diciembre es Considerado como el Tiempo que invita a la Reflexión y Reconciliación.

 

El perdón y la reconciliación son clave para vivir el verdadero significado de la Navidad

Esta festividad cristiana trae consigo, además de las celebraciones, esperanza, agradecimiento, alegría, peticiones y, por supuesto, perdón y reconciliación.

“La época navideña es la conmemoración del nacimiento del niño Jesús, símbolo de amor, compasión y perdón”, algo que aprendemos desde chicos alrededor del arbolito de navidad, el pesebre en la espera de aquellos regalos que nos trae papa Noel enviados por el niño Dios

Además, se destaca que es un tiempo donde también reaparece el dolor en aquellas personas que han pasado por pérdidas y enemistades.

Es por ello, que el reencuentro es inevitable para olvidar viejos rencores, dejar el orgullo, permitir que el dolor salga, perdonar mostrando un corazón abierto y disponible para darle otra oportunidad al amor, al romance o simplemente reencontrarnos y reconciliarnos con nosotros mismos, para centrarnos en vivir un presente en armonía y felicidad, resaltan los Corrillos del Parque Caldas .

Para la especialista, el mejor momento para reconciliarnos siempre será cuando estemos preparados emocionalmente, “cuando hayamos agotado el proceso de duelo, es decir cuando la ira, la culpa, la melancolía, la depresión hayan cesado, y la aceptación de la pérdida nos permita aprender a seguir viviendo en paz consigo misma y con el resto del mundo, es en ese momento cuando nuestro corazón está listo para la reconciliación”. Los amigos de los Corrillos del Parque Caldas considera que la Navidad es un hermoso momento para deshacernos de recuerdos dolorosos e iniciar nuevas relaciones y proyectos, ya que cada año que pasa es un capítulo más de nuestras vidas y solo nosotros tenemos el poder de vivirla en paz.

Por otro lado, es usual que aquellos fieles creyentes de Dios busquen la paz con Él y decidan incorporarse a la Palabra, porque a pesar de ser una de las fiestas religiosas es festejada incluso por aquellos que se consideran contrarios a la doctrina y, en muchas ocasiones, terminan en las iglesias.

A través de pequeñas palabras y afectos se puede lograr renovar la unión, y de paso desvanecer el rencor y disfrutar mejor de las celebraciones.

Reencuentro

Las ansias de los seres humanos de reunirse, intercambiar regalos, cenar y esperar el año nuevo junto lleva a muchos a expresarle a su hermano, amigo, compañero, vecino, pareja, que como humano falló, y pedir perdón.

Es el momento de saber acercarnos y la manera de buscar una reconciliación con los seres queridos es de la siguiente forma:

  1. Primero reconozca que lo sucedido creó un “roce” entre usted y su familiar. Que ya la relación no es la misma y por lo tanto hay frialdad entre ustedes.
  2. Asuma, sin importar cuál haya sido el problema, que usted agregó algo que ayudó a que la relación se fracturara. La tendencia es pensar que toda la culpa es del otro y que toda la razón la tiene usted. Esta postura no ayuda. Sea humilde y reconozca que ambos tienen razón y ambos tienen culpa.
  3. Reconozca que más importante es la persona amada que el problema que enfrentaron; sea el cónyuge, los hijos, los padres, etc. Ningún problema, por muy difícil que parezca, merece más nuestra atención que nuestra relación familiar.
  4. Llénese de amor por la otra persona, no le dé importancia a lo que le dijo, o se dijeron; no piense en lo que dirá si usted se acerca y le pide perdón. Deje su orgullo a un lado y dé el primer paso para acercarse.
  5. Cuando hable con su familiar, comience diciéndole: “Yo me siento mal, triste, herido, por lo que sucedió” …. No comience diciendo que usted le perdona por lo que ella o él le hizo, eso no ayuda a reconciliar a nadie, ya que aquí hay una acusación implícita. Diga simplemente cómo se siente usted y reconozca su error con nombre y apellido, sea específico. Diga por ejemplo: “Reconozco que te grité, te ofendí, dije cosas que no debí decir y de las cuales me arrepiento, te pido perdón por eso”.

6.No espere mucho de la otra persona, sin embargo, usted puede llevarse sorpresas. He tenido la experiencia, tanto en la familia como con otras personas, que cuando voy con la actitud adecuada, la otra persona termina diciéndome lo mismo y añadiendo que la culpa es de él o ella. Recuerde que para pelear se necesitan dos.

7.Por último, la persona más beneficiada al buscar la reconciliación es usted. Indistintamente de la actitud que pueda tener la otra persona, usted sentirá la sanidad y la tranquilidad emocional, porque ha hecho lo que debía hacer. Recuerde, usted no es responsable de las emociones de la otra persona.

Cómo dejar la ira en el pasado

A través de pequeñas palabras y afectos se puede lograr renovar la unión, desvanecer el rencor y disfrutar mejor de las celebraciones.

Durante la mediación debes considerar y aceptar con respeto las opiniones del otro, disculparte, y si es necesario pedir perdón por los daños y lesiones causados durante el conflicto.

Ahora bien, para lograrlo, expresa tus sentimientos de una manera abierta y sincera dejando en el pasado la ira, ya que permanecer con rencor abre más la herida, que no se cierra hasta que tenga la convicción de perdonar. Si por el contrario no fuiste tú quien falló, que lo perdones no quiere decir que el error se esté justificando.

 

Reflexión
En esta Navidad, considera y acepta con respeto las opiniones de tus seres queridos, y en caso de haber ofendido a alguien discúlpate y pide perdón, te invita los amigos de los Corrillos del Parque Caldas que como la pandemia arranquemos de   Cero y no olvides FELIZ navidad y que el 2021 aprendamos a valorar que lo importante es la lealtad, respeto y el perdón.

Continue Reading

Copyright © 2021. CAUCAEXTREMO.COM - Diseño: SERO Un Mundo de Ideas. Fundador: MARCELO A. ARANGO MOSQUERA & Medio de Comunicación Afiliado a Corprensa [lbg_audio11_html5_shoutcast settings_id='2']