Connect with us

Tecnología

Cuatro casos de éxito del Pacífico que quieren pasar del Centro de Relevo a las aulas

Desde Nariño hasta Chocó, las personas sordas están cambiando su forma de interactuar con la tecnología para mejorar su autonomía al comunicarse, a través del uso del Centro de Relevo. El compromiso social los está llevando, además, a replicar sus experiencias y convertirse en los próximos educadores de su comunidad.

Andrés Sebastián Ramírez, Gloria Cecilia Flórez, Heldier González y Rubén Darío Cachiotis viven en el Pacífico colombiano, son personas sordas y se han convertido en casos de éxito del uso del Centro de Relevo. A estas personas no solo las une el uso de la tecnología para mejorar su calidad de vida, sino que son líderes, que quieren ser los próximos educadores de su región.

Estos cuatro casos utilizan el relevo de llamadas y el chat de texto para satisfacer sus necesidades de comunicación al momento de buscar empleo, estudiar y establecer contacto con sus compañeros de estudio y trabajo, jefes y familiares.

En Pasto, Andrés Sebastián Ramírez Gracia espera una oportunidad de empleo como modelo lingüístico de niños sordos. Con una experiencia de 4 años en el trabajo, este joven de 22 años se siente responsable de la educación y comunicación de los menores y sueña con enseñarles Lengua de Señas Colombiana (LSC) y su mímica.

En su agenda también destina tiempo a la Asociación de Sordos de Nariño (Asonariño). Allí se desempeña como coordinador y dentro de sus labores, organiza los cursos de LSC, prepara las convocatorias, hace las veces de intérprete y ‘capotea’ a la competencia que también ofrece capacitaciones.

Como su público objetivo son oyentes, es usuario frecuente del relevo de llamadas y del chat de texto y aunque ya olvidó cuántas llamadas recibe o cuántas hace diariamente, se siente satisfecho porque gracias a las convocatorias organizadas, ha logrado aumentar el número de estudiantes de LSC en Asonariño.

Andrés Sebastián no es el único que se siente comprometido en emplearse para ayudar a las nuevas generaciones, Gloria Cecilia Flórez Heredia comparte la vocación de educadora en Popayán y en la actualidad, adelanta estudios en Licenciatura en Educación Especial, a distancia, con la Corporación Universitaria Iberoamericana.

“Quiero cumplir este sueño de ser docente para brindar todo el apoyo que los niños y jóvenes sordos necesitan, orientarlos en los procesos académicos y en su entorno y enriquecer el desarrollo cognitivo de cada estudiante”, aseguró esta cartagüeña de 35 años.

Gloria Cecilia tiene una discapacidad auditiva, usa audífonos y a pesar de sus complicaciones en el habla, tuvo acceso a terapias de lenguaje y formación en LSC. Es usuaria del chat de texto para comunicarse con su esposo, sus profesores y compañeros de la Universidad y para solicitar las citas médicas de su pequeña hija y las propias.

Ella es una convencida de que las personas sordas son capaces de realizar cualquier actividad y puede dar fe de esto, pues se ha desempeñado en trabajos en manualidades de tarjetería, joyería, velas, foamy y como secretaria en la Asociación de Sordos de Cartago (Asorcar) y ahora es miembro líder de la Asociación de Sordos de Popayán (Asorpop).

Igual de pujante es Heldier González Palacios, un chocoano sordo, hablante y en búsqueda de trabajo, que usa el relevo de llamadas y el chat de texto para mantenerse en contacto con las Secretarías de Educación y las organizaciones de atención a las personas con discapacidad.

A sus 27 años quiere tener una oportunidad como docente en lenguas extranjeras de personas sordas y oyentes y para ello creó un sistema de educación basado en la pronunciación.

“Se trata de facilitar el aprendizaje del inglés y el francés haciendo hincapié en que la base de la lengua es su pronunciación. Si la persona conoce la clave de la pronunciación, será más fácil aprender. Es un enfoque comunicativo – contextual”, explicó González Palacios.

Su siguiente paso es aplicarlo y para ello adelanta trámites para lograr acceder a una convocatoria. “Igual sigo adelante con ayuda de Dios para encontrar un lugar donde demostrar y aportarle al país”, aseguró Heldier.

Para este intérprete de la Asociación de Sordos del Chocó, su experiencia con el Centro de Relevo ha sido exitosa, gracias a la atención de los intérpretes y porque es un proyecto “innovador y de vanguardia”.

En Cali, Rubén Darío Cachiotis vive igualmente una experiencia académica, pues él trabaja como asesor y tallerista para usuarios sordos en la Biblioteca de Comfacundi y los temas de sus capacitaciones están relacionados con el acceso a la información y promoción de la lectura.

En diciembre del año pasado, Rubén Darío recibió una charla acerca del Centro de Relevo “y estuve consultando su página web, profundizamos sobre el relevo de llamadas, el uso de chat de texto y video y ahora en mis talleres también capacito a los usuarios de la biblioteca acerca de cómo acceder a estos servicios y cómo pueden facilitar la comunicación”, aseguró este caleño de 45 años, quien también se desempeña como Presidente de la Asociación de Sordos de Cali.

En su cotidianidad, Rubén Darío prefiere el chat de texto para solicitar sus citas médicas y para aspectos relacionados con la Asociación, pero es en la biblioteca donde se convierte en testigo de las comunicaciones de los usuarios.

Desde Nariño hasta Chocó, las personas sordas están cambiando su forma de interactuar con la tecnología. Ahora se informan y deciden cómo comunicarse, para que así la lengua deje de ser un obstáculo.

 

Continue Reading

Copyright © 2021. CAUCAEXTREMO.COM - Diseño: SERO Un Mundo de Ideas. Fundador: MARCELO A. ARANGO MOSQUERA & Medio de Comunicación Afiliado a Corprensa