Connect with us

Tecnología

Desde la trinchera de la Virtualidad, se prestan para Atacar,Defenestrar la Honra y el Trabajo de toda una Vida de Cualquier Persona.

Cuando en este mundo digital empezó el auge de las llamadas redes sociales, de inmediato se enfocó su utilidad para difundir informaciones relevantes y de primera mano, que circulaban por todo el planeta en cuestión de segundos y llegaba a los destinos deseados.

Hasta allí, todo estaba bien, pero se degeneró su uso y utilidad y ahora se convirtieron en armas letales para dañar a las personas y, sobre todo, cuando se trata de contendores políticos a quienes las falsas noticias destrozan con manipulación y desinformación , muchas veces empiezan solo como mensajes de wasap terminando en aquellas redes sociales que en segundo convierten una infamia en algo letal al ser de aquella persona que odias por ese mal de los mediocres llamado envidia donde después terminan diciendo de manera cínica “Porque Somos Así” o porque dicen en sus Medyos de Comunicación que Proclaman Independencia convirtiéndose en la Otra Historia de las Calumnias.

El gran problema de los contenidos en estas plataformas de uso general y descontrolado, es que no hay posibilidad de filtros y que todo los que se escribe, pública o se grafica, corre a la velocidad de la luz y se multiplica de forma incontenible y es por eso que las mentiras se convierten en verdades que marcan y destruyen vidas.

Muchos políticos han empezado a hacer uso de este singular canal que les cayó en las manos y se han encargado de, sin vergüenza alguna, atacar a sus contrincantes porque la presteza en la difusión no da tiempo para analizar los contenidos y sólo queda la primera impresión sin que exista corroboración de la información.

Además, las redes sociales han degenerado la información de tal manera que ahora han aparecido una enorme cantidad de los que llaman influenciadores, quienes acaban con todo el proceso de trabajo periodístico, pero tienen una enorme cantidad de adeptos que consumen esos contenidos sin detenerse a pensar si son beneficiosos o dañinos.

En nombre de la libertad de expresión se cometen abusos y se destruye el trabajo de toda la vida porque una frase venenosa se toma como real por quienes reciben esos contenidos, los toman como ciertos y los distribuyen de inmediato y sin filtro alguno.

De forma rimbombante les denominaron redes sociales, pero son redes de la infamia porque se han convertido en un escenario para toda clase de improperios y epítetos y son tribunas desde las cuales se insulta, se amenaza de muerte y se ofende a diestra y siniestra y sin pudor alguno.

Ha llegado el momento en el que hay que tomar con seriedad el peligro que representan estas redes sociales porque la mayoría de veces la impunidad reina y desde lo jurídico se debe meter en cintura a quienes, desde la trinchera de la virtualidad, se prestan para atacar y defenestrar la honra y el trabajo de toda una vida de cualquier persona.

Es muy cierto que los mecanismos de control y sanción que existen sobre estos nichos virtuales son demasiado laxos y para algunos personajes que han sido obligados a rectificar comentarios o a borrarlos de sus publicaciones, sólo se enfrentan a una sanción moral, pero no penal, que debería ser drástica para que sirva de ejemplo perenne.

En la sociedad del facilismo y del modernismo, para algunos, lo que se vierte en las redes sociales es motivo de risa y distracción, pero lógico, esas actitudes se toman porque nos los toca a ellos.

Se deben instaurar nuevos y fuertes mecanismos de control y de sanción porque al paso que vamos, las relaciones sociales se resquebrajarán y ya nada podrá devolverlas a su cause normal.  

 

Copyright © 2021. CAUCAEXTREMO.COM - Diseño: SERO Un Mundo de Ideas. Fundador: MARCELO A. ARANGO MOSQUERA & Medio de Comunicación Afiliado a Corprensa [lbg_audio11_html5_shoutcast settings_id='2']