Connect with us

Destacado

La escolaridad del presente y el futuro debe mantener su esencia con  transformación e innovación

 

 

En la sede de Bogotá de la Universidad Minuto de Dios – UNIMINUTO – se realizó el último encuentro en el país del destacado Ministro de educación francés Jean-Michel Blanquer ante la comunidad universitaria y académica de la capital. El invitado lideró en 2020, el caso más exitoso a nivel mundial del manejo de la pandemia entre los niños de formación básica primaria bajo el formato de educación presencial plena a pesar del confinamiento global.

Y fue exitoso. Porque los niños franceses tuvieron la menor tasa de afectación sicológica, afectiva y social comparados con infantes de otras naciones,  gracias al contacto físico entre ellos y los docentes; por supuesto, estuvieron bajo supervisión científica y con medidas de bioseguridad y autocuidado.

El  invitado internacional destacó el trabajo realizado por el Ministerio a su cargo, con los 30.000 hijos de los trabajadores de la salud quienes tuvieron toda la atención gubernamental con clases hibridas teniendo en cuenta el rol y la exposición que le implicaba al núcleo familiar.

La muy cuestionada decisión de volver a la presencialidad que no cayó bien en ningún sector de la sociedad francesa, se dio por la afectación que encontró el ministerio de educación, en los niños entre 6 y 7 años como consecuencia del confinamiento obligatorio. En mayo, al iniciar el tercer mes de cierre, la orden fue volver al aula de clases y hacer reapertura permanente en el sistema educativo del país.

El cierre de la escuela  trae daños educacionales, sociales y emocionales afirmó el doctor Blanquer quien en su intervención hizo referencia a las bondades de la escuela abierta y su futuro

Motivación de la escuela abierta

La base del conocimiento en los primeros años de vida para el doctor Blanquer  es el derecho fundamental que tiene todo infante para ir a la escuela. Cuando un niño o niña va a la escuela come bien, escapa a las dificultades familiares importantes, desarrolla relaciones de amistad y compañerismo. Por el contrario, la inasistencia a las aulas de clase, acentúan profundamente las desigualdades sociales.

Con las medidas del confinamiento por el  coronavirus, 11 millones de niños no fueron a la escuela y muchos no regresaron, informó Blanquer quien además anotó que esta contingencia demostró la debilidad del sistema educativo con un modelo repetitivo y hasta aburrido del que se decía, podía desaparecer con los apoyos tecnológicos. “Se debe pensar en su renacimiento desde la  misma infraestructura y el modelo pedagógico para sacarla de la rutina” afirmó.

Gracias a su experiencia de cinco años a cargo de la política educativa del presidente Enmanuel Macron, especialmente con la crisis de la pandemia Covid, encontró oportunidades aprovechables en todos los gobiernos del mundo para unir voluntades con el propósito que la educación sea una de las políticas públicas de mayor relevancia en inversión, infraestructura, dotación, remuneración y formación de los docentes. Así como para luchar contra la ignorancia y las noticias falsas

Para alcanzar cada uno de estos propósitos el doctor Blanquer  invita a la sociedad a implementar la escuela de la confianza con la integración de las instituciones de formación, gobierno,  maestros,  estudiantes y padres de familia para conformar un grupo de trabajo solidario y colaborativo ya que el individualismo no tiene cabida en la educación.

Los padres imparten la primera educación a sus hijos y confían en las instituciones para su ampliación y profundización y a su vez, los maestros buscan la confianza de sus alumnos gracias a su saber y apoyo con diferentes herramientas como la tecnología.

La educación del futuro

Aun cuando la humanidad está cada vez más inmersa en la tecnología, el mundo debe ser más humano ya que las nuevas tecnologías deshumanizan al mundo. Una reflexión nada sencilla para el experto y para los responsables de la educación a nivel global.

La informática y especialmente Internet, deben ser humanizadas en pro de la educación que debe ser moral en materia informática y con responsabilidad cívica de la mano de los saberes fundamentales como son: leer escribir y contar algo para alcanzar un nuevo saber y establecer una nueva alianza entre padres y la escuela abierta que permita acabar con el individualismo moderno.

“la escuela no es un supermercado de consumo y en casa con un dispositivo, un niño no se forma igual que en una escuela, la cual  debe permanecer abierta para jugar plenamente su rol en la transformación de la  sociedad” puntualizó Jean-Michel Blanquer al finalizar su presentación.

Por su parte, el Rector General de UNIMINUTO Harold Castilla Devoz, coincidió con el dignatario francés, para promover una nueva educación en el siglo XXI,  asequible, incluyente, flexible, con mejoras en la calidad educativa a través de una alianza entre lo humano, lo ético y lo tecnológico, siempre innovando y transformando con respeto y confianza así como con igualdad de oportunidades.

Bogotá, agosto 9 de 2022 (@UNIMINUTOCOL)

Copyright © 2022. CAUCAEXTREMO.COM - Fundador: MARCELO A. ARANGO MOSQUERA & Medio de Comunicación de la CORPORACIÓN COLOMBIA EXTREMO S.A.S.