Connect with us

Nacional

la venganza del Clan del Golfo «Matar policías» , por la extradición de su cabecilla a los Estados Unidos

Hace varios meses, cuando el señor presidente Iván Duque anunciaba la captura y extradición del jefe del ‘Clan del Golfo’ hacia los Estados Unidos, Dairo de Jesús Usuga, para que respondiera por numerosos crímenes, por violación de menores y por el envío de cargamentos de cocaína que esa agrupación criminal colocaba en los mercados internacionales de estupefacientes, le dijo al país que gracias a la policía habíamos acabado con los últimos vestigios de esa mafia, que mucho daño le había hecho al país.
El temible narcotraficante había pactado su entrega a la justicia a través de oficiales de la fuerza pública, de grados menores, que luego de su captura dijeron que lo habían reducido a prisión para cobrar la millonaria recompensa que ofrecía el gobierno nacional y que le habían salvado la vida por razones humanitarias, pero especialmente, por el cumplimiento de los Protocolos de Ginebra, que le garantizan el derecho a la vida, aun a los criminales más avezados del mundo.
Durante su tiempo de permanencia en prisión, el gobierno del presidente Duque tramitó ante la justicia norteamericana el inmediato envío del prisionero, al que le limitaron el uso de la palabra en la denominada ‘Justicia Especial para la Paz’, donde iba a revelar los nombres de los oficiales de la fuerza pública que le habían prometido vincularlo al proceso de paz.
No se trataba de una rendición, ni de una entrega, sino de un acuerdo hecho con personal uniformado, que al parecer había recibido beneficios económicos de los miembros de la fuerza pública, para presentarlo como trofeo de la lucha que libra Colombia contra las mafias del narcotráfico.
Varias veces escuchamos al señor Presidente Duque lanzando los peores calificativos contra el jefe del Clan del Golfo, que en su interior seguía creyendo en la posibilidad de un acuerdo con la ‘Justicia Especial para la Paz’, que se la habían prometido con tal de que se entregara. Ahora se ha descubierto que el ‘Clan del Golfo’ no era una cuadrilla cualquiera sino una milicia armada hasta los dientes, con avance territorial en varios departamentos del país y especialmente en Antioquia, Chocó, Córdoba, Sucre, Sur de Bolívar y Barrancabermeja, donde los francotiradores de este grupo criminal están asesinando policías.
El costo político de una estrategia engañosa para capturar al jefe del Clan del Golfo, Dairo de Jesús Usuga, prometiéndole garantías para su sometimiento a la justicia, tiene en guerra al país y van muchos policías asesinados este mes de julio, como consecuencia del engaño oficial a que fue sometido el terrible capo del narcotráfico, que lo llevaron encadenado en un avión de la DEA, a los Estados Unidos.
El presidente Duque le dijo al país que el ‘Clan del Golfo’ estaba liquidado, porque así se lo hicieron saber algunos de los altos mandos de las fuerzas militares y de policía.
 
 
En las últimas tres semanas han sido asesinados por francotiradores alrededor de veinticinco miembros de la policía nacional, a tal punto que el señor Director de la institución, el General Jorge Luis Vargas Valencia ha tenido que salir a pedir clemencia y solidaridad del pueblo colombiano para identificar y capturar a centenares de bandidos que hacen parte de las milicias del Clan del Golfo. Es el precio de una mentira, que ha desatado una guerra innecesaria, poniendo en peligro la vida de centenares de humildes policías.
 
Jamás el triunfalismo ha sido buen consejero de las autoridades encargadas de capturar y castigar a delincuentes de la talla de Dairo de Jesús Usuga, que está pasando la cuenta de cobro con este baño de sangre, que está golpeando a una de las instituciones más queridas de todos los colombianos, como es y ha sido la Policía Nacional de Colombia.

Copyright © 2022. CAUCAEXTREMO.COM - Fundador: MARCELO A. ARANGO MOSQUERA & Medio de Comunicación de la CORPORACIÓN COLOMBIA EXTREMO S.A.S.