Connect with us

Destacado

“NO” !!,  Debemos Seguir Creando una  Nueva Generación llenos de Violencia

Los esfuerzos del gobierno nacional del presidente Iván Duque, que duplicó los presupuestos para las treinta y dos (32) universidades públicas , que le cuestan al estado colombiano algo más de cuatro y medio billones de pesos al año, bajo el sofisma de que ‘la educación superior es la herramienta del crecimiento económico y de la prosperidad’,  no se reflejan en el comportamiento de las mayorías estudiantiles, que prefieren la guacherna callejera como vivos en redes hasta el mismo rector de la Universidad del Cauca en pleno bailoteo con los estudiantes de  la Universidad del Cauca , la protesta irracional y la destrucción del país, como lo hemos visto y padecido durante el llamado ‘Paro Nacional Indefinido’, donde el terrorismo ha sido la expresión de la barbarie, en la que han participado, precisamente, aquellos que por generosidad del estado colombiano, pudieron conseguir matrícula gratuita en los centros de enseñanza superior, subsidios alimenticios, creación de salas de informática para su formación profesional y toda clase de comodidades que no existen en las universidades privadas.

Que diferencia con nuestras antiguas generaciones que lograron superarse en medio de la pobreza, recibiendo el apoyo de las comunidades religiosas como los Hermanos Lasallistas, como la benemérita Comunidad Salesiana de Colombia, como los Padres Jesuitas, como la comunidad de los Padres Dominicos que tienen grandes centros universitarios,  todos ellos extraordinarios educadores, que inculcaron en nuestra conciencia el amor a la patria y el respeto por la integridad de la familia, célula vital de nuestra sociedad.

Padecemos las consecuencias de una democracia comprada, donde las curules se negocian al mejor postor, a cambio de insólitos compromisos de los elegidos con quienes se reparten las cuotas del poder y los presupuestos en la nación, algo que no podemos ocultar sino pregúntele a estos quienes manejan desde Cedelca hasta Corporacion Nasa Kiwe  por no dejar de mencionar I.CB.F y otras en nuestro departamento del Cauca,  así como las I.A.S para poder manipular las conciencias de aquellos alcaldes que buscan ser desobedientes a sus amos, a ellos son los que deberíamos cambiar de manera urgente en las urnas

La holgazanería, el libertinaje y la anarquía, que prevalece ahora en los centros universitarios financiados por el Estado Colombiano, para ayudarle a los hijos de los pobres con el regalo de una matrícula gratuita y otra serie de privilegios, no despierta en los jóvenes el sentimiento de gratitud, que despertaban en otra época las becas de estudio que los hijos de los pobres recibíamos con inmensa gratitud en los colegios y centros universitarios de las comunidades religiosas.

Para decirlo, francamente, las nuevas generaciones no conocen la urbanidad aquella que aprendimos muchos que supongo que en su época de docente también la ex congresista GEMA LOPEZ DE JOAQUI enseño , para los buenos modales y  la instrucción cívica, para sentir el orgullo de servir a la patria, ni agradecen los esfuerzos de los contribuyentes por ayudar a sostener las universidades públicas, que por culpa de la llamada ‘autonomía universitaria’, terminó en la anarquía, en el desprecio por la vida humana y por los valores morales que deben ser los patrones de comportamiento de las comunidades estudiantiles.

Ya no brilla en el horizonte de Colombia aquel anhelo por la superación humana. El consumo de productos sicotrópicos al interior de los centros de educación superior y el poco interés de los maestros por la calidad de la educación, rodean el ambiente de inseguridad que estamos padeciendo.

En medio de los conflictos creados por la injusticia, por la falta de jueces probos y de profesionales ejemplares, nuestras universidades se han convertido en laboratorios de la subversión y el terrorismo  de manera triste lo digo porque de allí nsale las grandes mentes que deben dirigir nuestra amada Cauca y sacar adelante no solo Popayan sino cada rincón de nuestro departamento.

Con el agravante de que nadie los puede tocar, porque la interpretación torcida de la ‘Carta de Derechos Humanos’, introducida a nuestro ordenamiento jurídico, convierte a la administración de justicia en un instrumento de complicidad permanente con quienes salen a causarle daño a este país algo que vivos no solo incendiando la U.R.I sino también tratando de volver la alcaldía cenizas , que gracias al gobierno del presidente Iván Duque, estaba alcanzando hasta hace año y medio los niveles más altos de prosperidad y desarrollo económico en América Latina, con aquellos subsidios y demás regalos entregados a aquellos que hoy están esperando que llegue a sus casas aquel bono solidario en estos días.

 La nueva Constitución Nacional de la república de Colombia, expedida en 1991, que debía ser como el instrumento de la paz y de la reconciliación nacional,  quedó tan mal elaborada, que al decir de los tratadistas de derecho, dejó abiertas puertas y ventanas para la corrupción de este país donde aún se pavonean con su credencial olvidando que en el Cauca afecto el deporte y muchos halan que ahora con el no se sabe que estarán haciendo con las E.S.E.S que están en su bolsillos por estos días , sin destacar la forma de contratar de manera descabellada en las alcaldías y gobernación de nuestro departamento caucano , donde el presidente de la república es un prisionero de las fuerzas políticas dominantes tristemente lo digo le faltado calzones en sus decisiones algo que no hace porque no quiere tener en sus conciencia la muerte de niños y niñas porque eso son muchos de aquellos marchantes que a pesar de estar en las universidades son adolescentes que les falta ver en realidad que el mundo se cambia trabajando y no a la fuerza como lo instigan aquellos que buscan llegar al poder , como se ha visto en esta emergencia nacional, donde a ciertas organizaciones políticas no les importa la suerte del país, porque quieren seguir viviendo a expensas de esta corrupción maldita, que llegó hasta los escenarios del Congreso de la República y de las altas cortes, que se acomodaron en la nómina oficial, con unos sueldos escandalosos que desatan la ira de los veinte millones de pobres absolutos que tiene Colombia.

Es el momento de empezar a cambiar la historia de Colombia apostando a ella y no destruyéndola como ahora ocurre.

Copyright © 2022. CAUCAEXTREMO.COM - Fundador: MARCELO A. ARANGO MOSQUERA & Medio de Comunicación de la CORPORACIÓN COLOMBIA EXTREMO S.A.S.