Connect with us

Política

Razones que llevaron a Uribe a negarle el aval para el Senado a Ludwing Arley Anaya

Por estos días la desesperación, la rabia y la impotencia invaden al polémico exdirector de la CDMB, Ludwing Arley Anaya Méndez. Y no es para menos. Desde hace un mes su suerte cambió, su aspiración política, la misma que vociferaba por todos lados, se cayó sin haber comenzado.

 

Anaya se considera él mismo como un ‘jefe’ político y tal vez eso puede ser cierto. Gracias a él y a los recursos que pudo aportar, logró la elección en 2015 de su hermana Ruth Vianey Anaya, como alcaldesa de Concepción y del retirado sacerdote, Mario Antonio Cárdenas, como diputado; ambos por el Centro Democrático.

La estrategia del entonces amo y señor de la CDMB, fue la de armar toldo aparte de ‘Santander en Serio’, el movimiento de base del coronel Hugo Aguilar (su exsocio y a quien le debe su elección en la CDMB) cuyas fichas jugaron, unos por el Centro Democrático (como el diputado Jesús Villar Torres) y otros que se quemaron por la Alianza Social Independiente (ASI).

Los resultados de las elecciones regionales dejaron muy bien parado a Anaya Méndez con ese Partido, de ahí que lograr un cupo en la lista ‘uribista’ para el senado era casi seguro, así lo decía él. Su preocupación siempre giraba en torno a que a Santander le dieran un lugar dentro de los primeros diez renglones de la lista (en el caso que fuera cerrada), algo que para los analistas era demasiado atrevido, pero no imposible. Sobre todo porque a Ludwing Arley se le ha considerado en la región como un “encantaperros”.

Sin embargo, la posibilidad que hoy Anaya pueda ser candidato al senado por el ‘uribismo’ es muy remota, por no decir imposible. Al parecer su carrera política terminó antes de comenzar, ya que a sus espaldas lleva un cúmulo de procesos penales, administrativos y disciplinarios –muchos de ellos graves- que el propio Álvaro Uribe no pudo obviar. Por eso ya no lo recibe en su flamante hacienda de Rionegro ni tampoco le pasa al teléfono.

 

¿Por qué el ‘uribismo’ le cerró las puertas a Arley?

Una columna de opinión de la controvertida Leszli Kalli fue el detonante para que el ‘uribismo’ dejara con los crespos hechos a Ludwing Arley. En ese texto titulado: Audio, dinero y aval sin justificación; la columnista desnuda la vida del exdirector de la CDMB, de sus vínculos que lo han llevado a trascender en la vida pública y la manera como –a su criterio- éste se ha enriquecido de manera ilegal.

 

La columna fue publicada el pasado 15 de febrero en el portal Los Irreverentes y coincidió con las reuniones que el senador Uribe venía realizando con los principales líderes regionales a nivel nacional, entre ellos varios de Santander. La publicación de Leszli logró llegar a manos del propio expresidente, quien se enteró en detalle de quién era Anaya Méndez y cuál era ese supuesto pasado oscuro del que ya se comentaba.

“En menos de cuatro años que duró Ludwing Arley Anaya Méndez como director de la CAR, devengaba un sueldo de algo menos de $15 millones al mes, sin embargo, logró multiplicar su capital, como su primo (Fabián Méndez). Entre las innumerables propiedades que ostenta (…) una lujoso camioneta blindada de más de $300 millones o un Audi convertible de $170 millones para su esposa, como tampoco la gente entiende por qué el criadero de caballos lujosos Villa Helena, figura en su lugar de residencia”, apartes de la columna.

Y destaca también que, “(Arley) reside en uno de los condominios más exclusivos del país en donde su residencia supera los $2 mil millones, llamativamente en el mismo condominio donde la CDMB, tiempo atrás, había sancionado a Urbanas con una multa de $9.600 millones por desviar y acabar un afluente natural debido a una remoción de tierras sin permisos, violando la norma y realizando un daño ambiental irreparable, sin embargo, en el año 2013, la multa mágicamente descendió a $960 millones y el funcionario ascendió a la lujosa casa”.

Entonces Uribe quiso averiguar más acerca de Anaya Méndez y para ello puso a varios abogados a investigar las situaciones reveladas por la columnista santandereana. Al exmandatario le informaron que los tribunales están llenos de procesos contra el exfuncionario de la CDMB, algo que lo dejó perplejo y de inmediato tomó decisiones.

 

Los movimientos infructuosos de Anaya Méndez

Tras leer la columna de Leszli y tener en su poder un compendio muy detallado de los procesos que se siguen contra Ludwing Arley Anaya Méndez, el jefe del Centro Democrático tomó la decisión de no tener en cuenta la aspiración de éste al Senado. Así quedó en el ambiente el 22 de febrero, cuando el senador Uribe se reunió con la delegación santandereana en su finca en Antioquia.

 

Un día después de emitirse la columna, el propio Anaya decide solicitarle al portal un derecho a réplica. Cuentan personas cercanas a éste, que la idea era la desvirtuar la información de Leszli y quedar bien con Uribe, a fin que se le tuviera en cuenta a la hora de confeccionar la lista al Senado. Pero “el tiro le salió por la culata”, porque en vez que la columnista se retractara, presentó un segundo artículo el 22 de febrero titulado: A una réplica, unas pruebas; donde la escritora presenta, además de otra serie de denuncias contra el polémico exdirector de la CAR, las pruebas que lo inculpan.

Revela, por ejemplo, que “la lujosa camioneta es una Toyota Prado, modelo 2015, color blanco, matriculada el 17 de diciembre de 2014 en el tránsito de Bogotá. Este vehículo aparece registrado a nombre del señor Ludwing Arley Anaya Méndez. El costoso automóvil marca Audi, modelo 2016, línea A5 Cabriolet matriculado el 15 de diciembre de 2015 en el tránsito de Bogotá, a nombre de Almenara Barrera Carreño, esposa de Ludwing Arley”.

Leszli en su escroto también revela que, “encontré otros dos inmuebles. Se trata de unos apartamentos en Bucaramanga. Uno que figura registrado a nombre de Ludwing Arley Anaya Méndez ubicado en la calle 42 # 28-66, apartamento 404 de la Unidad Residencial Elit de la ciudad de Bucaramanga, cédula catastral 010200920225904, avaluado en $600 millones. Otro apartamento, el 603 ubicado en la carrera 27ª # 48-62 en Bucaramanga, matricula inmobiliaria, 300-302144 avaluado en $500 millones, a nombre de la esposa de Anaya, doña Almenara Barrera Carreño. Queda por confirmar si la casa del condominio Ruitoque Country Club, avaluada en más de $2.500 millones está a su nombre, puesto que es allí donde reside el doctor Anaya y su señora esposa”.

Y, “con relación a la lujosa e imponente finca Villa Helena, ubicada en La Mesa de los Santos, en donde Arley Anaya tiene su criadero de caballos y ganado, como lo registra en la página web de Asocebu, fue registrada en noviembre de 2012 cuando Arley Anaya era director de la CDMB, a nombre de su cuñado Jesús María Suárez, esposo de Ruth Vianney Anaya Méndez. Llama la atención que el señor Jesús María Suarez Carrillo estuvo vinculado hasta el 2011 al régimen subsidiado de salud y como cabeza de familia, según consta en el registro del Fosyga. Aquello quiere decir que difícilmente podrá demostrar la capacidad económica para justificar la compra de la finca Villa Helena”.

 

Arley, con el rabo entre las piernas

Además de las anteriores, la señora Kalli deja al descubierto todo un amplio registro de situaciones que dejan muy mal parado a Arley, no solo con el ‘uribismo’, sino también con los entes de control. La Fiscalía, por ejemplo, ya dio traslado a las denuncias de la columnista, mientras que la Procuraduría hace lo propio en procesos por enriquecimiento ilícito y los posibles manejos irregulares que hizo éste en la CDMB.

Por ahora Arley vive su propio infierno, primero porque las pruebas presentadas por la columnista llevaron al Centro Democrático a cerrarle las puertas en las narices y por ende, no tendrá aval ni un puesto en la lista al Senado. Éste ha tratado infructuosamente de comunicarse con Uribe, para intentar persuadirlo de echar para atrás su decisión. Pero los cercanos al senador aducen que éste no quiere hablar con él.

Desesperado por no obtener respuesta, Arley viajó a Rionegro el pasado 8 de marzo, pero como era de esperarse, Uribe no lo recibió. Coincidencialmente, un día después, unos desconocidos se le metieron a la casa de los papás en Concepción, así lo expone él en un confuso comunicado. También denunció seguimientos de “una mujer de pelo corto al frente de la casa y que tomaba fotos”; que pudo haber sido delincuencia común; también le achaca la responsabilidad al ELN y por último, a enemigos políticos con oscuros intereses. Todo eso lo dice en un vídeo que circuló en redes sociales.

Ludwing Arley Anaya Méndez ya sufrió su primer momento de dificultades. Que lo sacaran de tajo de la lista al Senado del ‘uribismo’ es sin lugar a dudas un golpe duro a su ego. Pero la historia no termina aquí, el cerrojo del Centro Democrático es el menor de sus problemas, el exdirector de la CDMB tendrá que ponerle la cara a todas las “IAS” y su situación, según los expertos jurídicos, no es nada prometedor.

Tomado// corrillos.com.co

Continue Reading

Copyright © 2021. CAUCAEXTREMO.COM - Diseño: SERO Un Mundo de Ideas. Fundador: MARCELO A. ARANGO MOSQUERA & Medio de Comunicación Afiliado a Corprensa [lbg_audio11_html5_shoutcast settings_id='2']